Skip to main content

Las tarjetas revolving son una tipología dentro de las tarjetas de crédito que permiten aplazar y fraccionar el pago del importe adeudado en cuotas mensuales que generan intereses. La gran diferencia con una tarjeta de crédito ordinaria es que éstas se limitan (por lo general) a cargar en cuenta el importe adeudado a mes vencido sin que quepa el fraccionamiento del pago del importe de crédito dispuesto.

La particularidad de las tarjetas revolving consiste en que, en muchos casos, cobran a sus usuarios unos intereses abusivos que suelen superar el 20%, lo que en la práctica ha llevado a situaciones en las que el cliente cada vez debe más dinero pese a pagar regularmente su cuota porque sigue haciendo uso de la misma hasta el límite del capital concedido.

Los Tribunales se han pronunciado en numerosas sentencias acerca de la abusividad de los tipos de interés aplicados por muchas de las compañías que comercializan las tarjetas revolving, siempre que aquéllos sean superiores al 20%, aunque sin establecer un límite concreto a partir del cual se considera el interés abusivo.

El fundamento de la reclamación se encuentra en la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios, también denominada “Ley Azcárate”, según la cual se puede solicitar la nulidad del contrato de préstamo y la reintegración de las cantidades pagadas de más sobre el capital dispuesto en concepto de intereses.

Entre las tarjetas revolving que suelen cobrar esos intereses elevados encontramos las siguientes: Wizink, Barclays, Bankinter, Alcampo, Carrefour Pass o Cetelem.

Desde Portillo Estudio Legal le ofrecemos la posibilidad de analizar, sin ningún compromiso, la documentación relativa a su contrato de tarjeta de crédito de cara a valorar la viabilidad judicial de las acciones legales a emprender.

No lo dude y contacte con nosotros para reclamar a la entidad emisora de su tarjeta y solicitar la nulidad de su contrato así como la recuperación de las cantidades abonadas en concepto de intereses abusivos.