Skip to main content

Consejos prácticos para concurrir a una subasta de bienes inmuebles

By febrero 17, 2022subasta
Consejos-prácticos-para concurrir-a-una-subasta-de-bienes-inmuebles

Es posible que hayas tenido conocimiento de que el inmueble de tus sueños ha salido a subasta en el marco de un procedimiento ejecutivo frente a su propietario o que, no tratándose del inmueble idealizado, hayas decidido invertir en un bien que (a priori) puede ser adquirido por un precio sustancialmente inferior al de mercado. Para todos esos casos presentamos en el presente artículo una serie de consejos prácticos para concurrir a una subasta de bienes inmuebles.

El primer paso siempre debe ser la formalización del registro en la página https://subastas.boe.es/, simplificándose notablemente los pasos si se cuenta con certificado digital. Es importante indicar que, desde el día 1 de septiembre de 2018 todas las subastas se realizan a través de la página web del BOE.

El registro permitirá acceder a información de relevancia que permitirá formar correctamente una opinión acerca de la decisión de invertir o no: el edicto del Juzgado, identificación registral de la finca, identidad del ejecutante y el ejecutado, valor de subasta del inmueble, cantidad que se reclama a través del procedimiento ejecutivo, etc.

Lo habitual es que no se acompañe nota simple del inmueble en cuestión por lo que recomendamos dirigirse al sitio web https://sede.registradores.org/ o al Registro de la Propiedad para la obtención de la citada nota simple y conocer todos los pormenores del inmueble.

Si la decisión es favorable a la inversión, es requisito indispensable para ser licitador, realizar un depósito del 5% del valor del inmueble a efectos de subasta. Para ello, será preciso introducir el código IBAN de una cuenta de la que el licitador sea titular en una entidad colaboradora.

En cuanto a la forma de realizar la puja, cabe que se realice mediante reserva de puja o sin ella. En el primer supuesto se permite que si, pese a existir una puja superior, el inmueble no resulta finalmente adjudicado a la persona que la ha emitido (por ejemplo, por no abonar la diferencia entre el depósito y el valor de adjudicación), los sucesivos postores con las pujas más altas puedan resultar adjudicatarios.

En caso de realizar la puja sin reserva, el depósito será devuelto tan pronto se haya verificado la no adjudicación del bien.

En la primera puja que se realice será preciso identificar si se realiza en nombre propio, en representación de tercero o en nombre de una comunidad de gananciales.

A continuación, será esencial definir la estrategia a seguir por el postor, lo que dependerá del número de postores, del atractivo del bien, del interés en su adquisición, del tiempo pendiente para su terminación, etc.

Si finalmente has resultado adjudicatario del bien en subasta, recomendamos que sigas nuestra página para conocer los consejos prácticos para el adjudicatario de un bien inmueble en subasta, que será objeto nuestra próxima publicación.