Skip to main content

La competencia objetiva en el caso del concurso de persona natural no empresario

concurso-de-acreedores-persona-natural-no-empresario

Pese a que la dicción literal del artículo 44 de la Ley Concursal parece clara, la competencia objetiva de los Juzgados de Primera Instancia, en el caso de persona natural no empresario, está resultando controvertida por existir dos criterios claramente enfrentados en función de la Audiencia Provincial encargada de resolver.

El perfil prototípico con el que puede surgir el conflicto interpretativo es el de una persona natural que en el momento de presentar el concurso sea trabajador, pensionista o parado y cuyo grueso de deudas provenga de una actividad empresarial anterior (ejercida por cuenta propia o a través de sociedad mercantil).

Por una parte, encontramos el grupo de Audiencias que, alejándose del tenor literal del precepto, consideran empresario a la persona natural cuyo endeudamiento proviene principalmente de su actividad empresarial anterior, pese a que en el momento de presentación del concurso, no ostente la condición de empresario.

Podemos citar como ejemplos los siguientes Autos que resuelven conflictos negativos de competencia a favor de los Juzgados de lo Mercantil: AP de Madrid de 16 de septiembre de 2016, AP de Granada de 17 de octubre de 2019, o AP de Jaén de 28 de enero de 2021.

De otro lado, encontramos otro conjunto de Audiencias que consideran que debe atenderse a la situación del deudor en el momento de la solicitud, toda vez que es lo que se desprende del tenor literal de la norma. Entienden que si el legislador hubiera pretendido atender al origen de las deudas como factor determinante para fijar la competencia, así lo hubiera establecido expresamente en la Ley Concursal.

Son defensores de este segundo criterio interpretativo, otorgando la competencia a los Juzgados de Primera Instancia los siguientes Autos: AP de Murcia de 28 de julio de 2016, AP de Alicante de 11 de noviembre de 2016 o AP de Valencia de 15 de junio de 2017.

A nuestro juicio, si bien sería más justo atender al primero de los criterios, otorgando la competencia al Juzgado de lo Mercantil para conocer del concurso de la persona natural no empresario cuyas deudas provengan de una actividad empresarial anterior, se trata de una creación jurisprudencial que se aleja de lo pretendido por el legislador, lo que contribuye a dotar al sistema de inseguridad jurídica.

En Portillo Estudio Legal le asesoramos en materia concursal con la máxima de las garantías.