Skip to main content

Comisión de apertura: Aún hay esperanza

By septiembre 30, 2021octubre 5th, 2021Hipotecas
como-reclamar-la-comisión-de-apertura-de-una-hipoteca

Pese a que el Tribunal Supremo se había pronunciado en su Sentencia 44/2019 de la Sala de lo Civil (Pleno) acerca de que la comisión de apertura formaba parte del precio del contrato hipotecario junto con el interés remuneratorio, el día 16 de septiembre de 2021 ha elevado una nueva cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El Alto Tribunal Español aduce que la cuestión inicialmente planteada al Tribunal Europeo (y que dio lugar a la Sentencia del TJUE de 16 de julio de 2020) tuvo una formulación inexacta, incompleta y distorsionada.

La realidad es que la mayoría de asociaciones de consumidores y usuarios ven la reformulación de la cuestión prejudicial como un acto dirigido a la protección de las entidades financieras, toda vez que la resolución inicial del Tribunal de Justicia de la Unión Europea abría la puerta a las reclamaciones de nulidad de la cláusula que impone a los hipotecados la comisión de apertura al estimar que dicha comisión no puede ser considerada un elemento esencial del contrato.

La práctica totalidad de los préstamos hipotecarios concedidos en España cuenta con dicha comisión de apertura. Considerando el capital medio de un préstamo para vivienda (150.000 €) y el importe habitual de dicha comisión (1%), de estimarse la nulidad de la cláusula, un consumidor podría recuperar la cifra de 1.500 €. Dicha cifra podría verse incrementada en el interés legal del dinero desde la fecha en que fue abonada.

Tan solo nos queda esperar unos meses para conocer el nuevo pronunciamiento del TJUE y valorar si, pese a los matices incorporados por el Tribunal Supremo en el planteamiento de la nueva cuestión prejudicial, ratifica su postura anterior abriendo la puerta a una nueva oleada de reclamaciones judiciales frente a los bancos.

Desde Portillo Estudio Legal estudiaremos su escritura de hipoteca sin ningún compromiso con carácter previo con la finalidad de valorar la viabilidad de las acciones judiciales a ejercitar.